Foto: Captura de TV

La difusión de unas imágenes contradice la versión del terrorista Martín Quispe Palomino, "Gabriel", quien en un encuentro con la prensa señaló haber destruido el helicóptero en el cual viajaba la capitana PNP Nancy Flores Paucar y también se adjudicaba el asesinato de los dos policías aún desaparecidos.

En el reportaje del programa "Cuarto Poder", también se detalla la operación Libertad desde el día en que 24 comandos de la Policía Nacional llamados "Sinchis" se internaron en la selva para buscar a los 36 trabajadores de dos empresas contratistas del proyecto Camisea secuestrados por remanentes de Sendero Luminoso en Kepashiato (Convención-Cusco).

El miércoles 11 de abril a las 5 a.m., los 24 "Sinchis" al mando del coronel PNP Edgar del Castillo arribaron al sector Alto Lagunas Inkari, a cinco minutos en vuelo del aeródromo de Kiteni. Los pobladores habían visto pasar a unos 30 terroristas armados acompañados de un grupo de civiles con traje naranja. Éstos eran los trabajadores de Camisea.

Los comandos llegaron a pie hasta un poblado, en Alto Lagunas, donde se encontraron con casas de acopio de los subversivos. Continuaron la caminata de 8 Km por una trocha pegada al río durante cinco horas. Al final lograron divisar un puente y una casa en lo alto del cerro, había otro centro de abastecimiento de los narcoterroristas en plena selva.

El jueves 12, a las 2 de la tarde, a la espera de ser evacuados de la zona, los "Sinchis" se ubicaron en  la parte alta de la colina. Dos helicópteros fueron a su rescate, uno de ellos copiloteado por la capitana Flores. Fue allí cuando se produjo una emboscada. En la otra aeronave se logró evacuar a los heridos, mientras los comandos repelieron el ataque por unos 40 minutos, según la investigación periodística. El saldo de esa tarde: un muerto y dos heridos.

Ese mismo día, a las 4 p.m., al otro lado del cerro sobrevolaban un helicóptero de la Policía y del Ejército que trataban de insertar más patrullas para apoyar a los "Sinchis".

Sin escolta y de manera temeraria, según Cuarto Poder, un MI-17 con 27 efectivos de la Dinoes intentó dejar a la patrulla. Mientras descendían se produjo un nuevo ataque que causó una herida en el rostro del suboficial José Millones Vásquez. La aeronave abandonó el lugar, dejando a merced de los terroristas a Lander Tamaní, César Vilca y Alfredo Astuquillca. Estos últimos siguen desaparecidos.

Por la noche continuaron los enfrentamientos por la toma del cerro. El viernes 13 se unió una patrulla de 20 para buscar a los tres agentes de la Dinoes. Fue el guía Honorato Vilca,  quien halló el cuerpo del suboficial Lander Tamaní con tres heridas de bala y las manos quemadas.

El sábado 14, la patrulla reforzó a los "Sinchis" y partieron juntos con rumbo a Kiteni. Ese día ocurrió la liberación de los rehenes y también, según imágenes, encontraron el helicóptero de la capitana fallecida. Luego procedieron a dinamitarlo para que no sea utilizado por los senderistas, lo cual desmiente la versión dada por "Gabriel" a tres medios de prensa. 

Lo peor estaba por venir con una tercera emboscada a un kilómetro y medio del helicóptero. Los comandos de la Policía y del  Ejército se vieron acorralados sobre un campo minado. Según la versión periodística, más de 200 metros de minas fueron activadas, lo que provocó 15 heridos de suma gravedad. Muchos de ellos perdieron parte de sus extremidades.

En imágenes se observa también cómo los efectivos atienden a los heridos y tratan de estabilizarlos para luego evacuarlos.

Tras cinco días de lucha llegaron a un poblado, a las 10 de la noche en Alto Lagunas Inkari. La madrugada del domingo 15 los heridos fueron evacuados en helicóptero y el resto en camioneta.

Los suboficiales EP Juan Navarro y Constantino Ramos no soportaron la gravedad de sus lesiones y fallecieron en el trayecto, incrementándose así el alto costo que ha dejado hasta el momento los operativos contrasubversivos.