Familias enteras soportan el intenso calor para llegar a la ciudad andina de Otuzco a agradecer o pedir algún milagro a la sagrada imagen de la Virgen de la Puerta, durante su fiesta patronal.

RPP Noticias pudo comprobar que mujeres embarazadas, ancianos, niños y parejas de esposos con sus hijos en brazos o en coches recorren los 75 kilómetros que separan Trujillo con la provincia andina.

En cada pueblo paran para tomar aliento, recuperar energías y continuar con la peregrinación.

Ni el intenso calor, ni la llovizna persistente son obstáculo para la fe de familias enteras para cumplir con la promesa de visitar a la patrona del norte del país y reina de la paz mundial.

Lea más noticias de la región La Libertad