Perú se empapará a partir de junio de la cultura, los ritmos y la gastronomía de raíces africanas con una serie de actividades promovidas por el Gobierno para celebrar el Año Internacional de los Afrodescendientes, informaron hoy fuentes oficiales.

Serán cuatro los actos institucionales programados, entre los que se incluye un pasacalle y una feria gastronómica en Lima, ambos el 4 de junio, coincidiendo con el Día de la Cultura Afroperuana, anunció hoy en rueda de prensa el ministro de Cultura, Juan Ossio.

También se celebrará un foro internacional en el que se abordará la historia de los afrodescendientes desde su llegada a América, en el siglo XVI, una cita que según fuentes oficiales consultadas por Efe todavía no tiene una fecha definida, pero que una nota de prensa del Ministerio de Cultura se afirma que será en julio.

El programa oficial se completará con una actividad cultural centrada en expresiones artísticas afroperuanas como bailes y cantos.

Según manifestó el experto en temas afroperuanos Guillermo Muñoz se buscará también realizar actividades en otros meses del año.

Durante su intervención, Ossio alabó la iniciativa de la ONU de declarar el 2011 como Año Internacional de los Afrodescendientes y destacó que la comunidad afroperuana ha logrado superar el rechazo social, si bien reconoció que todavía es un sector de la población que afronta importantes dificultades.

"Los afrodescendientes se han expandido por el mundo entero y en algunos casos se ha ido superando el tema de la exclusión, pero en otros todavía sigue siendo un problema bastante serio y es bueno comenzar a resaltar los valores de este pueblo", aseveró.

Para Ossio, y en contraposición con sus "hermanos" de las comunidades andina y amazónica, los afroperuanos tienen el reto por delante de hacerse visibles, para lo que, en su opinión, es necesario que se constituyan agrupaciones u organizaciones adecuadas.

En esta línea también se expresó el viceministro de Interculturalidad, José Carlos Vilcapoma, quien se comprometió a continuar promoviendo políticas inclusivas para "cumplir de veras" la integración social de una comunidad históricamente marginada en Perú.

Según la congresista Martha Moyano, presidenta de la mesa de trabajo afroperuana en el Parlamento, una de las formas de visibilizar y emprender políticas públicas para mejorar esta situación pasa por la elaboración de un censo nacional que, en opinión de Muñoz, debe introducir "variables raciales", ya que el último de este tipo se hizo en 1940.

La viceministra de la Mujer, Ana María Mendieta, denunció la "discriminación" a la que están sometidos los afroperuanos y consideró que este es un "problema" para el desarrollo del país.

Además de las actividades oficiales, las asociaciones afroperuanas serán apoyadas por el Gobierno, según anunció Vilcapoma, para preparar festejos fuera del programa oficial como un evento musical dirigido a los escolares llamado "Festidanza".

EFE