Foto: ANDINA
Perú confía en superar pronto la situación de emergencia que vive el Cusco generada por las intensas lluvias y aludes en esa región, y así lograr la meta de recibir a unos 2.2 millones de turistas extranjeros durante este año, señaló hoy el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur).

"La situación del Cusco es temporal y la vamos a revertir, además el gobierno va a trabajar intensamente para lograr la meta de recibir a 2.2 millones de turistas como nos trazamos a principios de este año", manifestó el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Martín Pérez.

Indicó que ha sostenido recientemente hasta dos reuniones con los gremios de turismo, operadores y otras empresas ligadas al sector, donde dichas instituciones se han comprometido a trabajar estrechamente con el Mincetur para sacar adelante esta actividad en el Cusco.

"Iniciaremos una campaña intensa tanto en el interior del país como en el extranjero para promover el regreso de turistas al Cusco y a la ciudad inca de Machu Picchu, afectada durante la última semana por un fuerte temporal", señaló a la agencia Andina.

Debido a que no hay acceso a la ciudadela de Machu Picchu tras el colapso de la vía férrea por las lluvias, sostuvo que se promoverán otros atractivos turísticos del Cusco como la fortaleza de Sacsayhuamán, Coricancha, Písac y Moray, entre otros, informó el presidente regional cusqueño, Hugo Gonzáles.

"Esta es una oportunidad también para revalorar el destino Cusco en su conjunto. Estamos seguros que la gente seguirá llegando a esta ciudad porque sólo ir al Cusco justifica un viaje", comentó.

Indicó que el gobierno buscará reparar lo más pronto posible las rutas de acceso a Machu Picchu para evitar que la ausencia prolongada de turistas afecte a la actividad económica del país.

La semana pasada unas 4,000 personas, incluyendo turistas, debieron ser evacuados en helicópteros, luego de que quedaran atrapados en el pueblo de Aguas Calientes, próximo a la ciudadela de Machu Picchu, ante la crecida del río Vilcanota que destruyó la vía férrea.

El ministro informó que los representantes de Perú Rail, operador de la vía, han proyectado que en unas ocho semanas se recuperará la conectividad hacia Ollantaytambo.

"Según la empresa, si las condiciones climáticas lo permiten, las vías estarán aptas en siete u ocho semanas", puntualizó.

También indicó que se estudian dos puntos por los que se podría construir un puente para hacer que una carretera llegue hasta Machu Picchu, ya que actualmente sólo se puede acceder por tren. Andina