Peruanos en zona japonesa de desastre prefieren quedarse, afirman

Eduardo Gómez Sánchez, cónsul de Perú en Tokio informó que solo una familia podría ser evacuada ya que la mayoría se siente bien siguiendo instrucciones de gobierno nipón.
Actualidad
00:00

El cónsul de Perú en Tokio, Eduardo Gómez Sánchez informó que tras poner en marcha el sistema de comunicación con los peruanos ubicados en las zonas de desastre en Japón, solo se estaría procediendo a evacuar a una sola familia compuesta por un hombre, su esposa y su pequeña hija.

“Solo hay una familia que estaría subiendo al bus que los va a traer, las demás personas parece que se siguen quedando en la zona bajo las instrucciones del Gobierno japonés de mantenerse bajo techo, con ventanas cerradas para eventuales efectos. Las personas pueden elegir quedarse en un sitio seguro de Japón o pasar, con la ayuda que ofrece el Gobierno peruano, a completar su pasaje aéreo”, dijo a RPP Noticias.

Sostuvo que de las cinco personas que se ubicaron en las zonas de desastre tras el terremoto de 9 grados, ninguna de ellas quiere ser evacuada junto a sus familias.

En Fukushima, la zona en donde se encuentran los reactores nucleares, Gómez Sánchez se logró comunicar con 10 peruanos, los cuales le manifestaron que se sienten bien siguiendo las instrucciones del gobierno nipón.

“En la zona de Miyagi hay unos 70 peruanos, podrían aparecer más o menos. Las personas que viven ahí no quieren regresar porque dicen que tienen su trabajo seguro y prefieren quedarse. Los de Fukushima dicen que tienen trabajo y que sus jefes les dan algunos días para que puedan decidir si siguen trabajando”, señaló.

El gobierno desarrolla la primera etapa de ayuda a los connacionales ubicados en las zonas de desastre, y todavía es necesario esperar para saber qué acciones tomarán con respecto a las personas que no están ubicadas en esas zonas pero que también necesitan ayuda.

Seguramente después de cumplir esta etapa, continuará el gobierno observando cómo se maneja el tema de la crisis, por el momento hay una gran tranquilidad en todo Japón, inclusive en las zonas de desastre”, indicó.