En medio de la investigación por el caso de los trabajadores de la empresa Minera Rio Blanco se ha señalado que seis personas del grupo que lograron salir a tiempo de la zona agreste y ponerse a buen recaudo fueron encontrados también por ronderos de la zona de Curilcas – Ayabaca, que tras someterlos a castigos y agresiones físicas recién los entregaron a las autoridades.

Esta situación ha puesto abrió el debate sobre la forma de operar de estas organizaciones ronderiles que muchas veces se muestran intolerantes a quienes no comulgan el mismo pensamiento social que ellos.

“Creo que es un buen momento para que se pueda ir dialogando y conversando con las rondas campesinas. Ellos tienen sus leyes ancestrales y costumbres que respetamos pero debemos dialogar porque todos deben respetar la dignidad de las personas y no pueden cometerse estos excesos”, declaró Turley a RPP Noticias.

El religioso fue contundente en señalar que “maltratar a una persona nunca es bueno. Las rondas tienen sus reglas pero también todos tenemos derechos que deben respetarse”.

En otro momento, en representante de la iglesia en la serranía piurana volvió a dirigirse al presidente Ollanta Humala para solicitarle que no deje de lado el emblemático proyecto hidroenergético Alto Piura.

“Queremos que se asigne los recursos. Ahora escuchamos la iniciativa del Gobernador Regional de promoverla mediante Asociación Pública Privada – APP, lo cual creemos que sería también una buena iniciativa pero debe darse más información para conocer como es este mecanismo. Queremos que el proyecto se haga realidad y que sobre todo, beneficie a los campesinos más necesitados y a los más pobres, ese es el objetivo”, declaró monseñor Daniel Turley.

 

Lea más noticias de la región Piura