Percy Bereche

El piurano Carlos Ayala Sandoval lleva 20 años en la fabricación de los muñecos o llamados también San Paulinos, que son bien cotizados para ser quemados el fin de año como una tradición y el querer incinerar todo lo malo del año que pasó.

Este año han elaborado más de 300 muñecos, preparación que lleva todo el año con la recolección de ropa. Este, refiere Ayala, es un negocio familiar donde todos participan en el relleno, hacer las cabezas, vestirlos y hasta promocionarlos en su vivienda ubicada en el asentamiento humano Quinta Julia.

Los personajes más pedidos son la alcaldesa de Piura, el presidente regional y muchos otros personajes políticos como funcionarios regionales, consejeros, regidores y hasta artistas del ámbito nacional. 

El precio de estos muñecos es de 30 soles y son quemados el día 31 de diciembre como diciéndole adiós a todo lo maléfico y mal que los ha tratado el año que se va y recibir con buenas vibras el 2013.

Lea más noticias de la región Piura