Plazuela El Recreo, romántica y futurista en Trujillo

Este lugar considerado como Patrimonio Monumental de la Nación viene siendo restaurado actualmente, por lo que se espera generar un mayor atractivo en el centro histórico.
Municipalidad de Trujillo

Hay lugares hechos a la medida de los corazones románticos, rincones espléndidos que incitan al verso más puro emergido de los profundos recovecos de un alma sedienta de pasión, ansiosa por idealizar un beso negado o aquel amor no correspondido o una simple conversación. 

Uno de esos sitios es conocido como la Plazuela El Recreo, espacio ubicado entre la última cuadra del céntrico jirón Francisco Pizarro y la concurrida avenida España, sin duda la más importante de Trujillo (La Libertad).

Se trata de una zona popular pero con tradición, visitada asiduamente por quienes admiran la belleza de los trazados coloniales o por cansados caminantes que encuentran solaz bajo la sombra de añejos ficus.

La historia popular que nunca miente, pero siempre exagera, cuenta que durante una larga época la ciudad se abastecía de las aguas del río Moche. El líquido elemento llegaba a través de una acequia prehispánica hasta la antigua atarjea ubicada fuera del denominado Trujillo Monumental.

Recién en el siglo XVII se determina trasladar el reservorio dentro del perímetro de lo que entonces era la muralla militar, construyendo entonces la caja de agua con ladrillo y calicanto en el sitio ocupado hoy por la Plazuela El Recreo.

Como todo en esta vida tiene su final, con la llegada de la modernidad del siglo XX y el agua a domicilio, el mentado reservorio cayó en desuso y resultó cubierto con tierra. Es en este punto cuando se inicia la historia del entrañable espacio público tan requerido por las parejas de enamorados.

Curiosamente, antes de albergar promesas de amor eterno que luego, tal vez, se diluirán con el tiempo, la Plazuela El Recreo recibió a la hermosa pileta hecha con mármol de la zona andina de Carabamba que durante un extenso periodo adornó la Plaza de Armas hasta la llegada, claro, del monumento erigido en honor a la valerosa urbe norteña.

Es importante señalar que, años después, la obra hidráulica fue recuperada como testimonio además de parte importante del patrimonio ciudadano y el espacio fue adquiriendo otro matiz propio de los tiempos venideros.

Seguramente gran parte de los trujillanos manifestaron sus sentimientos a la otra mitad, sentados en una de las clásicas bancas de la Plazuela El Recreo, mientras sentían el corazón latir a mil por hora esperando una respuesta afirmativa. Aún hoy, la zona conserva su encanto y es continuamente requerida para una cita romántica de parejas que, sin querer, terminan ventilando su amor ante el ojo receloso de los eventuales caminantes.

El inicio de los trabajos de remodelación en el área para su puesta en valor con una inversión superior a los 2 millones 400 mil soles, ha concitado gran expectativa y hasta se habla de hallazgos del Trujillo antiguo.

Se espera que estos trabajos en La Plazuela El Recreo conserven su perfil atrayente y que a diario es paso obligado de miles de personas por este lugar que data del siglo XVI, que fue remodelado en 1986 y que después de 27 años se proyecta a las nuevas generaciones.

Por: Davinton Castillo

Dato: La Plazuela El Recreo tiene tres elementos de gran valor histórico: “La Pileta” colocada en 1925, “La Antigua Caja de Agua” que abastecían a las antiguas familias trujillanas y “La Portada Conmemorativa” a los 450 años de Fundación de la Ciudad de Trujillo.

Lea más noticias en la región La Libertad