Referencial/Guillermo Achahui

Los criadores de alpacas y llamas en la provincia de Canas, en Cusco, solicitaron ayuda con forraje y medicinas para evitar la muerte de sus animales que son criados casi a 4 000 metros sobre el nivel del mar.

El grosor de la nieve ha alcanzado un grosor de 40 centímetros y, además, ha cubierto los pastos que sirven de alimento para las alpacas y llamas.

Las autoridades locales solicitaron ayuda al Gobierno Regional del Cusco a fin de atender oportunamente las necesidades de la población.

Asimismo, exhortaron a las autoridades de Salud atender a los niños y adultos mayores para evitar enfermedades respiratorias.

Lea más noticias de la región Cusco