Los moradores del centro poblado de Acari, jurisdicción de la provincia de Yunguyo (región Puno) dieron plazo de un mes a los familiares del asesino de una comerciante para que abandonen ese sector.

Según los moradores de Acarí, Fredy Cruz Condori quien confesó haber matado a la cambista de moneda extranjera Brisaida Mamani Rivera, habría deshonrado el nombre de esa localidad y tras la reunión acordaron con expulsa a los parientes de Cruz Condori.

Cabe recordar que Saturnino Choque Chino, de 46 años,  pariente del confeso delincuente, en la víspera reconoció haber recibido el dinero de  Cruz Condori quien fue el autor del asesinato de la comerciante.

Lea más noticias de la región Puno