Referencial/RPP

La Municipalidad Distrital de Zepita, provincia de Chucuito (región Puno), atraviesa por una crisis de gobernabilidad, luego que el burgomaestre, Ricardo Jiménez Castilla declinara su postulación a la consejería regional, provocando que existan tres alcaldes en esta localidad.

El 5 de junio Jiménez pidió licencia para participar de los comicios venideros y encargó la alcaldía al segundo regidor, Eleuterio Rivera Choquecota, cuando de acuerdo a ley le correspondía al primer concejal, Rolando Huarahuara Vilcanqui.

Ambos despachan desde la alcaldía y la sala de regidores, mientras que el alcalde titular quiere volver al cargo a como de lugar, argumentado que la credencial que le otorgó el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) todavía está vigente. 

Ante esta situación, los tenientes gobernadores determinaron poner orden y en una reunión acordaron respaldar a la autoridad edil que fue electa por el voto popular, mientras el JNE se pronuncia al respecto.

Lea más noticias de la región Puno

Sepa más: