Más de 200 pobladores  de la ciudad de puno y el centro poblado Uros - Chulluni se movilizaron hasta la isla Esteves exigiendo que esta sea devuelta al pueblo por las restricciones para ingresar al lugar que hicieron los propietarios del Hotel Libertador construido en la zona.

A la protesta se sumaron representantes del Proyecto Especial Lago Titicaca (PELT), la Autoridad Binacional del Lago Titicaca - ALT, el alcalde provincial de Puno, Iván Flores;  la Juntas Vecinales y pobladores de las islas de lo Uros que paulatinamente llegaban en lanchas con su trajes típicos.

El representante de la sociedad civil, Jaime Ardiles Franco, indicó que los propietarios de ese hotel no pueden atribuirse la propiedad de la isla porque es propiedad el Estado, ya que lo único que son dueños es de la parte construida, por lo que no pueden restringirle el libre tránsito a nadie.

Un grueso integrado por la Policía Femenina, miembros de la sección antimotines y efectivos de las Fuerzas Especiales formaron un cordón la ingreso de la isla para contener a los manifestantes, mientras que una comisión de autoridades ingresaron a dialogar con los empresarios.

Tras la reunión, se acordó que desde el sábado 18 de abril se desbloqueará el acceso a la isla y solo se cercará la propiedad del hotel, y así la población transite libremente y disfrute en todo su esplendor de la belleza del “Lago Sagrado de los Incas”.

También se acordó que los representantes del hotel Libertador tendrán que remover el lastre con el que cerraron el paso del río Willy y construir  su propio puente de acceso a su propiedad y devuelvan las características de su geografía original.

Lea más noticias de la región Puno