Referencial

 

Pese a la alerta notificada por las autoridades de Defensa Civil de Puno, sobre posibles deslizamientos de huaicos, los pobladores que viven en los cerros de Catasuyo, Limanipata, Jilari, en la provincia de Sandia, se resisten a abandonar sus viviendas.

Las autoridades indicaron que los cerros viene cediendo por las constantes lluvias que caen en la zona y manifestaron que el lugar se encuentra en alerta.

Por otro lado, la carretera Juliaca-Sandia interrumpida por piedras y lodo producto del deslizamiento de huaicos, es limpiada por maquinaria pesada de la empresa Intersur. Por el momento, los conductores se demoran para llegar a sus destino entre tres y dos horas.

Lea más noticias de la región Puno