A cuatro años de prisión efectiva fue sentenciado el médico justo Fernández Vaca por la juez de Puno, Marisol Coarite Gutiérrez, luego de que fuera procesado por el delito de homicidio culposo en contra de Brígida Arocutipa Copaja.

El proceso se arrastraba desde el año 2008 tras la muerte de Arocutipa quien fue intervenida quirúrgicamente por cólicos biliares en el hospital Manuel Núñez Butrón de la ciudad de Puno.

En la sentencia, la juez ordena también al pago de 30 mil soles como reparación civil a favor de los herederos de Brígida Arocutipa Copaja.  En tanto, se conoció que los defensores del médico apelaron la sentencia.

Lea más noticias de la región Puno