Manuel Sarango

Cuatro regidores mantienen tomadas desde hace dos días las instalaciones del Municipio Provincial de Pallasca, región Áncash, para exigir la salida del alcalde José Sifuentes López, quien pide apoyo policial para desalojar a los representantes ediles.

Sostuvo que los funcionarios se han atrincherado en el Palacio Municipal para exigir al Jurado Nacional de Elecciones el cese en sus funciones y que se le quite la credencial por haber cometido una presunta falta grave.

El alcalde es acusado de no haber hecho de conocimiento al pleno edil la donación de 40 canastas por el Día de la Madre, regalo que a decir del burgomaestre fue hecho a título personal por sus familiares.

Vale precisar que Sifuentes López asumió el sillón municipal tras haber sido vacado por un caso de nepotismo el exalcalde Jesús Aranda Álvarez.

Lea más noticias de la región Áncash