RPP/Rolando Gonzales

Los choferes de once unidades de la empresa de transporte público interurbano California, que presta el servicio Víctor Larco-Trujillo-La Esperanza, y viceversa, en la región La Libertad, amenazados de muerte por bandas de extorsionadores, retomaron el servicio bajo custodia policial.

Directivos señalaron que el comando dispuso que efectivos custodien los puntos críticos donde delincuentes aprovechan la baja afluencia de pública para exigir el pago de cupos.

Señalaron que han hablado con los conductores de los microbuses que operan bajo la modalidad chofer-cobrador para que retomen el servicio.

A ello se suma que la empresa ha contratado a policías en situación de retiro para que presten seguridad en cada unidad.

Cabe recordar que el pasado lunes, conductores de referida empresa no salieron a trabajar por temor a los delincuentes.

Lea más noticias de la región La Libertad