/Juan Galv

Un grupo de pobladores viven atemorizados por la proliferación de ratas que no solo se aprovechan de los almacenes de productos agrícolas, ubicados en las viviendas campesinas; sino que invaden los sembríos, suben a las plantaciones de maíz para alimentarse de los choclos a cualquier hora del día, especialmente en las noches.

Al respecto, el coordinador de Defensa Nacional de la DISA Apurímac II, Fray Carlos Quispe Rivas dijo que se estima la existencia de unas 20 ratas por vivienda, en las zonas de mayor infestación.

Agregó que en los próximos días, en coordinación con SENASA, alcaldes locales y comuneros, se emprenderá una campaña de captura y eliminación de los roedores, que podrían causar daños a las personas, precisó Quispe Rivas.

Lea más noticias de la región Apurímac