Manuel Sarango

Prefieren no salir por las noches porque temen ser asaltados. Esta es la realidad que viven a diario decenas de vecinos del centro poblado San Carlos, en el distrito ancashino de Santa, así lo dio a conocer el dirigente Eusebio Álvarez Alvitas.

Una situación similar es la que atraviesan los vecinos de la zona de Javier Heraud y de Puerto Santa, donde los asaltos a mano armada y la venta de drogas son el pan de cada día, según el testimonio de la teniente gobernadora de Puerto Santa, Magna Matos Paredes.

Pero, quizá la situación más peligrosa lo viven los agricultores del valle de Santa quienes son extorsionados por delincuentes que les exigen entre 20 y 50 mil soles, para no atentar contra sus vidas y la de sus familiares. Todo esto ocurre ante la indiferencia de la Policía Nacional, denunció un hombre del campo.

Ante esta situación, el jefe de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad Distrital de Santa, Santos Muñoz Vega, refirió que a fines de año estarían llegando 18 cámaras de videovigilancia, camionetas y motocicletas para reforzar la lucha contra la delincuencia.

Lea más noticias de la región Áncash