Suspensión de relaciones con Libia se enmarca en respeto a DDHH, indican

Ministra de Justicia Rosario Fernández manifestó que el líder Muamar el Gadafi ha demostrado una vocación de enfrentamiento y sometimiento al pueblo libio.
Foto: Andina

La decisión soberana del Estado peruano de suspender las relaciones diplomáticas con Libia se enmarca en la defensa y respeto universal de los derechos humanos destacó la ministra de Justicia, Rosario Fernández.

Dijo que el gobierno de Libia, conducido por Muamar el Gadafi, presidente de Libia desde 1969, ha demostrado una vocación de enfrentamiento y sometimiento a su pueblo, que demanda un cambio de gobierno.

Indicó que lo que hay que destacar es la decisión soberana del Estado peruano -en garantía y respeto de los derechos humanos-  suspendió las relaciones con Libia.

"Se ha demostrado la vocación del gobierno de Libia de enfrentamiento y sometimiento al reclamo que vienen haciendo sus ciudadanos de cambio de gobierno, después de 42 años ininterrumpido de ejercicio de poder”, prosiguió.

Ayer, el Gobierno de Perú decidió suspender toda relación diplomática con Libia en tanto no cese la violencia desatada contra el pueblo de ese país.

El propio presidente Alan García –se informó– subrayó que Perú expresa su más enérgica protesta por la represión desatada por la dictadura de Libia.

La prensa internacional ha informado en los últimos días de la fuerte represión lanzada por el régimen de Muammar Al Gaddafi, presidente de Libia desde 1969, para sofocar las masivas protestas de ciudadanos que demandan un cambio en el gobierno.