Tacna: Familia exhibe nacimientos de la costa, sierra y selva del Perú

Con más de 8 mil piezas y 30 mil luces navideñas se ponen en escena diversos nacimientos de nuestro país y hasta el Medio Oriente en la vivienda de la familia Salinas Morales.

En el distrito de Pocollay -desde hace 23 años- la familia Salinas Morales abre las puertas de su casa para recibir a propios y extraños para que contemplen el nacimiento más grande de Tacna.

Con más de 8 mil piezas y 30 mil luces navideñas se ponen en escena diversos nacimientos de nuestro país y hasta el Medio Oriente ocupando 9 ambientes de esta vivienda ubicada en la avenida Zela 814.

Isauro Salinas, con sus 86 años, recuerda cuando instaló su nacimiento –a finales de la década del ochenta- en un primer momento para sus hijos y posteriormente para sus nietos y las amistades de estos.

“Traíamos frutas y les invitábamos a los niños, preparábamos panetones, no como los de ahora, sino más consistentes y les dábamos chocolate”, cuenta el patriarca de esta familia. Así empezó esta muestra de arte y generosidad que fue reconocida por el Instituto Nacional de Cultura en el 2007.

Sin embargo, los recursos no son suficientes para atender a todos los niños que lo visitan, especialmente el 6 enero –en Bajada de Reyes- pues llegan aproximadamente seis mil niños en una sola tarde. Al lugar también llegan turistas chilenos que desean ver la muestra del nacimiento.

La esposa de Isauro, Amanda Morales, tiene 76 años y es la más querida de la casa, ella se encarga de diseñar los nacimientos, demorando dos meses completos en hacerlo.

“Le pido a mis hijos que pongan la base del nacimiento y yo me encargo de acomodar cada una de las esculturas”, dice Amanda, mientras contempla una escena de los negritos y tonderos.

Shyrley Valderrama, una de las habitantes de la casa, explica que cada año hacen una muestra diferente, pues luego de la Bajada de Reyes, tienen que volver a arreglar la casa y dejarla como estaba.

De igual modo, la nieta de Don Isauro, Xiomara Vilca, de 8 años, dice que hasta sus muñecas y los juguetes de sus primos posan en una escena de la morenada.

Escenas de devoción y arte se encuentran en cada uno de los nacimientos que están a lo largo de las habitaciones de esta casa. Cada espacio está acompañado de música navideña. Una habitación especial es un cuarto lleno de ángeles que elevan su adoración al Niño Jesús.

De igual modo, resaltan las regiones de Ayacucho, Arequipa, Puno, Cusco y Tacna con sus nacimientos acompañados de folclor y representaciones de indumentaria tradicional.

No se cobra entrada para apreciar esta muestra; sin embargo, la generosidad se hace de manifiesto, pues cualquiera puede dar una moneda para la rifa que se organiza a fin de tener lo necesario para la chocolatada y bizcochos que ofrecerá la familia el próximo año en la Bajada de Reyes.

Lea más noticias de la región Tacna