RPP/Rolando Gonzales

A dos meses de haber conmocionado la escena local, la imagen de Cristo ubicada en la puerta principal Belén de Trujillo, aún continúa derramando lágrimas ante la indiferencia de los pacientes y visitantes de ese nosocomio.

Sin embargo, pese a que en noviembre del año pasado el hecho despertó reacciones de religiosos y ciudadanía en general que lo calificaron de milagro y hasta de un psicosocial, lo cierto es que hasta la fecha los resultados de las investigaciones y estudios de las muestras tomadas a las supuestas lágrimas aún no han sido publicados.

Hay que indicar que la imagen lleva en el lugar unos 50 años y que tras el hecho fue venerada por devotos e incrédulos que día a día se acercaron al referido hospital.

 

Lea más noticias de la región La Libertad