En el segundo día del paro de 48 horas, el presidente del Cuerpo Médico del Hospital Belén de Trujillo, César Mimbela, denunció el pésimo estado en el que se encuentra el ambiente de lavandería de este nosocomio, en donde existe maquinaria desde hace más de 50 años y el personal trabaja en instalaciones no apropiadas.

Tal y como pudo observar RPP Noticias, en estas instalaciones las tuberías están corroídas, mientras que las frazadas y ropa médica están regadas y amontonadas en el suelo e, incluso, las canaletas del desagüe está al descubierto y completamente contaminadas.

Por esta situación, Mimbela señaló que el Cuerpo Médico sustenta su reclamo ante las autoridades de salud del gobierno regional para que tomen en cuenta el estado en el que trabaja.

Otro hecho criticable, según Mimbela, es que el director del nosocomio, Miguel Angulo, ordenó que se suelden las ventanas que apoyan la ventilación de las áreas de Emergencia y Traumashock por lo que calificaron su gestión de “deficiente” y exigieron la destitución inmediata del funcionario.

Hay que indicar que en estos dos días de paro del Hospital Belén, se han dejado de operar a más de 50 pacientes y de atender más de mil consultas externas.

Lea más noticias de la región La Libertad