RPP/Oscar S

Personal de Seguridad del Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Trujillo descubrió que una mujer intentó pasar un celular oculto entre sus partes íntimas. María Felicita Paredes Reyes, de 49 años, llegó a la ex Floresta para visitar a su hijo de 16 años internado por robo, pero sus nervios la delataron y fue descubierta por los custodios.

Durante el registro personal se le encontró en sus partes íntimas un celular nokia. De inmediato fue conducida a la comisaría Ayacucho para la denuncia respectiva.

La policía sospecha que el celular iba ser utilizado para perpetrar extorsiones ya que desde este centro juvenil un interno de 18 años extorsionaba a la dueña de una empresa seguridad y otro de 15 años fue sorprendido con los teléfonos que utilizaba para amenazar a comerciantes de Paiján.

La Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Trujillo investiga el hecho.

Lea más noticias de la región La Libertad