Rolando Gonz

A una semana de su desaparición, continúa inubicable el cuerpo de Manuel Claro Castillo, un pescador que cayó al mar en la playa de Salaverry (La Libertad) mientras realizaba su faena diaria de trabajo.

Según sus familiare, han tenido que contratar un buzo para que pueda sumergirse en el agua y realice la búsqueda del cuerpo ya que lamentablemente ni la Policía Nacional ni la capitanía les brindan apoyo porque no cuentan con este tipo de equipos.

Como se recuerda, el bote de Claro Castillo se volteó tras ser golpeado por una elevada ola que lo hizo caer al mar.

Lamentablemente, no pudo ser rescatado por su hijo Jerson Claro Bada,  quien logró nadar y salvar su vida.

Lea más noticias de la región La Libertad