RPP/Referencial

Más de 100  familias de los caseríos Capitán Hoyle y Teniente Astete, ubicados en línea de frontera del distrito San Jacinto están en riesgo de quedar aislados con el distrito y resto de la  región de Tumbes, ante la activación de la quebrada Bocapan por el Fenómeno El Niño, que según especialistas del Senamhi en un 65% existe la probabilidad que se produzcan fuertes lluvias o extraordinarias similares a  los años 83, 87 y 2000.

Ante esta preocupante situación, toda esa población en especial los niños, madres gestantes y adultos de la tercera edad, quedarán aislados, por lo que se requiere coordinar con tiempo el apoyo aéreo porque es la única vía, para trasladar la ayuda necesaria y oportuna a toda esa población, señalaron funcionarios de la municipalidad de San Jacinto.

También consideraron la necesidad de instalar un módulo de medicinas y ayuda humanitaria antes de que ocurra  la emergencia. Asimismo dieron a conocer que los almacenes de defensa civil de la comuna san jaciteña , cuenta con enseres de cocina, colchones, palanas, y carpas entre otros  requerimientos, solo esperan ser capacitados en el armado de los ambientes temporales para albergar a la población damnificada.

Lea más noticias de la región Tumbes