Juan Galv

Al menos 250 hectáreas de plantaciones agrícolas fueron destruidas por la acción de una fuerte granizada en varias zonas de la provincia de Andahuaylas (Apurímac) ubicadas a más de 3 mil 500 metros sobre el nivel del mar.

Extensos campos de cultivos de maíz, papa, haba, arvejas, entre otros,  prácticamente colapsaron dejando a miles de personas damnificadas en los distritos de Villa Chiara, San Antonio de Cachi y San Miguel de Chaccrampa.

El hecho considerado como catastrófico fue verificado por el director de Agricultura, Nemesio Quispe Romero, quien pide el inmediato apoyo del Comité Regional de Defensa Civil de Apurímac.

En tanto, el alcalde de Chaccrampa, Walter Untón Aroni, sostuvo que los sembríos de maíz que han quedado dañados serán reemplazados por otras alternativas como el trigo y la cebada.

Lea más noticias de la región Apurímac