Unos dos mil roderos, entre hombres y mujeres, de diferentes localidades de la región La Libertad llegaron a Trujillo por la marcha en defensa del agua movilizándose con fuerte resguardo policial.

Los principales dirigentes llegaron a la sede del Gobierno Regional de La Libertad, donde se reunieron con algunos funcionarios pero reclamaron por la ausencia de su titular José Murgia quien según los protestantes se había comprometido a recibirlos.

En sus arengas expresaban que el gobierno central debe respetar las cabeceras de cuenca y evitar la explotación minera de cualquier tipo para mantener reservas de agua del país.

Posteriormente, unos 700 ronderos procedentes de Cajamarca llegaron a Trujillo de paso a Lima en marcha de sacrificio. Ellos son encabezados por el el vicepresidente regional de esa localidad andina, César Aliaga Díaz y el padre Marco Arana.

Lea más noticias de la región La Libertad