Rosario Coronado

Una violenta acción se registró durante el desalojo a un agente de la Policía Nacional y su familia en el distrito chiclayano de José Leonardo Ortiz (Lambayeque).

El suboficial, Robinson Inoñán se resistió a la orden de lanzamiento dispuesto por el Poder Judicial y con el apoyo de algunos de sus vecinos quemó llantas en el techo de su vivienda, ubicada en la intersección de las calles Rusbell y Chiclayo, en la urbanización Carlos Stein.

Mientras esto ocurría, sus familiares se encontraban atrincherados en el inmueble que lucía con las puertas soldadas y amenazaban con estallar balones de gas, pues aseguraban que la diligencia era injusta.

Ante esta situación, los agentes de la Unidad de Servicios Especiales de la Policía Nacional se vieron obligados a lanzar gases lacrimógenos contra los ocupantes y de esta forma lograron que desistieran de la radical medida.

Una fuente policial manifestó que se vendrían más desalojos, pues varios uniformados viven en la zona y probablemente construyeron sus viviendas en una zona en litigio.
  
Lea más noticias de la región Lambayeque