Sus hijos le llevaron una banda de músicos al cementerio. | Fuente: Grupo RPP | Fotógrafo: Internet

Los hijos de la asesinada Hilda Saldarriaga Bracamonte, denominada testigo clave del primer atentado que sufrió el exconsejero regional, Ezequiel Nolasco Campos, manifestaron que esperan una justicia divina por el crimen de su madre.

Precisaron que no confían en la justicia terrenal. “Creemos que Dios hará justicia. Mi madre siempre lo dio todo por nosotros y Dios es el único que hará justicia. Seguiremos esperando”, sostuvo Angy una de las hijas de “La mama” quien fue asesinada a balazos hace tres años.

Los hijos de Hilda Saldarriaga llegaron hasta el cementerio Divino Maestro para visitar la tumba de su madre, a quien recordaron con el acompañamiento de una banda de música que tocó pegajosas cumbias y otros temas que eran del agrado de Saldarriaga cuando estaba con vida.

 

¿Qué opinas?