Arequipa | El atleta de 72 años que corre maratones para 'bajar' el colesterol

El soldador, Jesús Tintaya, fue el último atleta en cruzar la meta de la maratón Virgen de la Candelaria. Un médico le recomendó hacer ejercicio por su elevado colesterol y él decidió correr. "Traes el premio, me dijo mi esposa, pero yo solo quería llegar a la meta”, dijo.

Jesús Tintaya, a sus 72 años, cumplió su objetivo de cruzar la meta de la maratón. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Pablo Rojas

Cuando la ceremonia de premiación ya había terminado y los organizadores empezaban a desarmar todo, Jesús Tintaya cruzó la meta escurriendo las últimas energías de su cuerpo. Los únicos que lo esperaban eran los voluntarios de la Cruz Roja para darle atención.

Tintaya, un soldador de 72 años, fue el último atleta de la Maratón Internacional Virgen de la Candelaria, cumplida ayer en Arequipa.

Se demoró cuatro horas más que el atleta puneño Max Belisario Sucapuca, ganador de la maratón. ¿El tiempo importa cuando uno deja parte de la vida en una competencia tan exigente? A Tintaya no, él solo quería cruza la meta.

Hace siete años empezó a correr tramos largos porque un médico le dijo que tenía el colesterol elevado y le recomendó hacer ejercicio. “El colesterol es la amiga que me acompaña para hacer ejercicios”, dijo Tintaya.

En algunos tramos de la maratón –le contó a RPP– pensó en abandonar, pero en su cabeza solo había una frase: Acaba lo que empiezas. Y así lo hizo: corriendo, trotando, caminando, volviendo a correr hasta el final.

“Mi mujer me dijo: traes el premio, ahora le llevo de premio la camiseta y el número. Cruzar la meta era lo más importante”, dijo el atleta.

Padre de un hijo y abuelo de siete nietos, Tintaya hizo corrió por primera vez los 42 kilómetros 195 metros que contempla una maratón. Antes solo había participado en pruebas de 21 km.

Su esfuerzo quedará plasmado en la historia de la maratón Virgen de la Candelaria, que este año cumplió 34 ediciones.

Tintaya corrió junto a otras cinco mil personas que atravesaron siete distritos arequipeños.

El atleta Max Belisario se llevó los aplausos y 12 mil soles de premio. A Tintaya nadie lo aplaudió y regresó a casa solo con su camiseta y número, pero con el orgullo de haber llegado a la meta.

Sepa más:
¿Qué opinas?