Exigen dotación de agua a Pasto Grande | Fuente: RPP | Fotógrafo: Roberto Rivaños

Unos 53 mil pobladores de la provincia de Islay consumen agua contaminada con boro y arsénico por la escasez del recurso hídrico, generada porque las autoridades de la región Moquegua se niegan a cumplir con la dotación anual de agua de la represa Pasto Grande, indicó el alcalde, Richar Ale Cruz.

La autoridad provincial, explicó que no cuentan con una planta que potabilice el agua y en esta época de bajo nivel del recurso hídrico en el río perjudica no solo al agro sino a toda la población por elevados índices de minerales.

Ante la crítica situación que están afrontando denunciarán a la Autoridad Administrativa del Agua por no hacer cumplir las normas para que de la represa de Pasto Grande se dote de 8.2 millones de metros cúbicos a Islay, incluso la población de Mollendo se está convocando a una medida de protesta, indicó.