Productores de Papa Orgánica Cusco
La foto muestra a un comunero del distrito de Pisac (Calca), la semilla de papa in vitro perteneciente al Banco de Germoplasmas del Centro Internacional de la Papa ( CIP), con cuyos especialistas trabajan, en póliticas de seguridad alimentaria. | Fuente: Productores de Pisac

Con el fin de impulsar la creación de pequeñas microempresas y afrontar los retos que trae el cambio climático, productores de distrito de Pisac, provincia de Calca, en Cusco, elaboran el chocolate en base a papa orgánica, con el fin de combatir la anemia en niños menores de cinco años de edad.

La propuesta, está enmarcada, dentro de las políticas de seguridad alimentaria, que vienen trabajando de manera conjunta, los técnicos del Parque de la Papa, el Centro Internacional de la Papa y la Asociación Andes.

La industrialización, del tubérculo, si bien tiene su aporte en la lucha contra la desnutrición infantil y la salud pública en el país, también se ha hecho presente, en el mundo de la cosmetología, al ser materia prima de jabones y champúS con mezclas de yerbas medicinales..

Por  otra parte, los comuneros de Paru Paru, Pampa Llaqta, Cuyo Grande, a partir de éstas experiencias, vienen impulsando el turismo vivencial pues además de ofrecer a los visitante, una estancia en medio de una localidad con un clima variado, los productores pueden mostrar las instalaciones del  “Banco de la Papa” donde se almacenan las semillas libres de cualquier germen o enfermedad, adaptables a las heladas y las lluvias.

 Banco de Germoplasmas:

El curador del Banco de Germoplasmas del Centro Internacional de la Papa, Mag. Rene Gómez, en diálogo con RPP Noticias, sostuvo que en medio de los cambios climáticos que se producen en el país, la institución que representa trabaja en la investigación y almacenamiento de papas resistentes a las sequias y las heladas, con respuestas positivas.

El Centro Internacional de la Papa (CIP) posee un banco de germoplasma con aproximadamente seis mil variedades que fueron recolectadas en todo el mundo. De ellas alrededor de 400 le pertenecen al Perú y al Cusco, razón por la cual desde el año 2004 se ha iniciado el proceso de repatriación.

Para que los campesinos puedan sembrar y luego cosechar papa de calidad  con el fin de ser industrializada, el Centro Internacional de la Papa, realiza un proceso de investigación que consiste en el sembrío de semillas de papa in vitro en las zonas más altas de las comunidades campesinas, estamos hablando hasta de  mil metros sobre el nivel del mar.

Se precisa que son cinco las asociaciones de productores de papa orgánica en Pisac, los que impulsan estos cultivos, en más de 10 mil hectáreas, con estos objetivos, en el Cusco.