Comuneros tomaron comisaría del Codo del Pozuzo en Huánuco

Los vecinos de esta comunidad de Puerto Inca (Huánuco) denunciaron que la Policía no los protege de robos y extorsiones. Además, aseguran que un efectivo policial actúa como extorsionador.

Por más de ocho horas, pobladores del Codo del Pozuzo en la provincia de Puerto Inca en la región Huánuco rodearon la comisaría de la localidad en protesta por la falta de atención a sus quejas sobre robos y extorsiones de los que, afirman, son víctimas constantemente. Los vecinos, incluso, señalan a un efectivo de la Policía como el responsable de las extorsiones. 

A través del Rotafono de RPP Noticias vecinos de la comunidad informaron que son víctimas de asaltos y también de amenazas telefónicas, en las que les piden dinero para no ser detenidos por presuntos delitos o a cambio del rescate lugareños supuestamente secuestrados.

En declaraciones a RPP Noticias, el coordinador del módulo de atención de la Defensoría del Pueblo de de Tingo María, Jorge Mendoza Argomedo, indicó que la población se encuentra indignada porque aún no reciben respuesta a estas quejas. "En la zona hubo un secuestro y llaman para liberar a las personas, o también les decían que estaban involucrados en algún delito y decían que si querían que su proceso no continúe, tenían que pagarles", comentó Mendoza Argomedo.

Además, informó que los vecinos de Codo del Pozuzo presentaron una denuncia ante la fiscalía en contra de un policía, a quién señalan como un presunto extorsionador. Indicó que los afectados aseguran que grabaron una llamada y reconocieron la voz de un efectivo policial. Esto indignó de la comunidad y varios rodearon la comisaría el último martes y provocaron daños, entre ellos la quema de una motocicleta policial. 

Situación controlada

Mendoza Argomedo indicó que tras los incidentes se llevó a cabo una reunión entre la población, el jefe policial de Puerto Inca, el alcalde, el juez de paz y la fiscalía, en la que se llegaron a acuerdos. Aseguró que la situación está controlada. 

Según el representante de la defensoría, en la reunión se acordó retirar a la totalidad del personal policial de la dependencia, así como la realización de un patrullaje integrado entre la policía, juntas vecinales, serenazgo y ronderos; estos últimos indicó que serán juramentados en ceremonia el próximo 7 de julio.

El funcionario precisó que desde su sector estarán al tanto de las incidencias que se presenten, así como en el proceso de investigación en contra del efectivo policial, así como un mejor entendimiento entre la autoridad policial y la población.

0 Comentarios
¿Qué opinas?