El director de Salud de las Personas, Luis Zúñiga, alertó del inicio de una nueva epidemia de fiebre amarilla. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Randy Mendoza

El encargado de la Dirección Regional de Salud en Junín, Luis Zúñiga Villacresis, lanzó una alerta ante el rebrote de la fiebre amarilla en la selva central que dejó hasta la fecha tres personas fallecidas y una grave.

El galeno indicó que desde hace ocho años no se reportaban decesos de personas por la fiebre amarilla; sin embargo, en menos de dos meses se han reportado tres decesos de personas que viajaron a la selva y se contagiaron del virus.

Agregó que gran cantidad de personas viajan a las provincias de Satipo y Chanchamayo sin aplicarse las vacunas en contra de la fiebre amarilla, que deben ser inoculadas diez días antes para asimilarse en el cuerpo humano.

Ante los nuevos casos reportados, la Dirección Regional de Salud ordenó la instalación de un centro de vacunas en el sector de Pedregal, puerta de ingreso a la provincia de Chanchamayo, donde las personas se podrían vacunar, pero que la efectividad podría disminuir si se contrae la enfermedad antes de diez días.

Sepa más: