Testimonio de Saudita Campos que ayudó a su hermana Elena a huir de Santo Domingo de Acobamba | Fuente: Mininter/RPP

“Los terroristas, pues”, así responde Elena Campos Mercado (31) cuando le preguntan por el asesinato de su esposo Teofanes Camargo Ponce (31), ocurrido la noche del martes 21 de agosto. Sus suegros Ireneo Camargo Paucar (55) y Susana Ponce Valero (54) están desaparecidos desde el día del ataque, en un episodio no muy claro ocurrido en el centro poblado La Libertad, en el distrito de Santo Domingo de Acobamba (Junín), en la convulsionada jurisdicción del Vraem, controlado por remanentes de Sendero Luminoso.

Tras la matanza, Elena y sus cinco hijos decidieron huir de La Libertad y luego de veinte días llegaron a Huancayo, donde son atendidos por médicos y psicólogos. Según la directora regional de Junín, Saskia Arauco, los cinco niños, que tienen entre 08 meses y 10 años, presentan desnutrición crónica y aguda, además de parásitos.

¿Qué ocurrió en Santo Domingo de Acobamba? Según Elena Campos, su familia estaba durmiendo cuando ella despertó en medio de la noche al escuchar disparos y notó que su esposo Teofanes no estaba.

“Lo encontré en la plaza, lo habían baleado y tenía un cartel en el cuello, así mueren los soplones, decía”, contó la hermana de Elena. Los padres de Teofanes están desaparecidos. Según versiones de familiares, se cree que los atacantes arrojaron sus cuerpos al río.

Huyó sin nada

La Libertad es un centro poblado al que se llega después de dos días y medio de viaje desde Huancayo. Según El Comercio, un tio de Teofanes Camargo logró comunicarse dos días después con la comisaría de Santo Domingo de Acobamba para denunciar lo ocurrido. Sin embargo, ni la policía ni fiscales llegaron a levantar el cadáver, que fue enterrado por los propios comuneros.

En los últimos días se han desplazado docentes de los centros pobladores del distrito de Santo Domingo de Acobamba hacia Huancayo por temor a nuevas matanzas.

Saudita Campos, hermana de Elena, contó que logró reunir 800 soles para transportarse desde su casa en el centro poblado de Cajas hasta el centro poblado de Soledad. Allí se logró reunir con su hermana y sus sobrinos quien caminó dos días desde Libertad.

“Lo único que pensé era prestarme [dinero] para rescatar a mi hermana. Yo temía que los menores puedan desaparecer. Esa era mi preocupación. Salí de Cajas. Me presté 800 soles para llegar a Soledad”, dijo. La familia Camargo Campos se dedicaba a la siembra y la crianza de animales.

¿Qué opinas?