El albergue municipal acoge a personas en situación de abandono y víctimas de violencia familiar. | Fuente: Cortesía

Cinco niños que residían de manera temporal en el albergue municipal Sembrando Esperanza de Trujillo, ubicado en el Complejo Deportivo Chan Chan, dieron positivo al nuevo coronavirus, según lo confirmó la encargada del recinto, Cintia Contreras.

La funcionaria comentó a RPP Noticias que los menores fueron sometidos a una prueba rápida el pasado 11 de junio, tras quince días de alojamiento en el albergue creado para personas en estado de abandono durante la emergencia sanitaria.

"El pasado 28 de mayo, se detectó el caso positivo de una niña de 2 años. Ella fue trasladada a un albergue para pacientes COVID-19”, aseguró Contreras.

Pasados los quince días, según la funcionaria, realizaron otras evaluaciones de rutina y al dar positivos estos cinco niños, consideraron que pudieron contagiarse jugando con la primera menor o tal vez recién se manifiesta el virus, porque algunos estuvieron viviendo en la calle.

Los niños, que tienen entre 5 y 15 años de edad, fueron colocados en un hotel junto a sus familias con el fin que cumplan la cuarentena por 15 días.

Contreras indicó que, antes de volver serán sometidos a una nueva evaluación de descarte, así no se expone al resto de albergados. Además, cada dos días son monitoreados por personal de salud del Minsa para conocer su evolución. También precisó que los menores son asintomáticos.

"Los hemos agrupado por familia. En total, tenemos 11 personas aisladas, pero solo los cinco niños salieron positivos y sus familiares, al estar en contacto, ya son sospechosos. El tratamiento, control y monitoreo le corresponde al Minsa y a la subgerencia de Salud", dijo.

La directora del albergue señaló que siempre han cumplido con todos los protocolos de salud, por ello descarta que el contagio se haya dado por una negligencia de los trabajadores del recinto.

El albergue municipal atiende a 10 personas, pero no solo en situación de abandono, también se aloja a víctimas por violencia familiar, apoyándolos con alimentación, capacitación y soporte emocional.