El cadáver del segundo niño que murió víctima de la explosión fue llevado a Huamachuco, donde será sepultado. | Fuente: Cortesía

En una de las camas del Hospital Belén de Trujillo, falleció el niño de 12 años que fue resultó herido producto de la explosión de dinamita cuando jugaba con su primo de 11 años que falleció en el acto. Este lamentable hecho ocurrió en el barrio de Cumbicus, en Huamachuco, provincia de Sánchez Carrión.

El pequeño, quien fue hallado con vida tras la detonación, fue llevado por su madre y por un vecino hasta el hospital Leoncio Prado de Huamachuco. Debido a su estado de gravedad, fue trasladado hacia Trujillo pero falleció unas horas después.

Los familiares del menor retiraron el cuerpo de la morgue para regresar a Huamachuco a darle cristiana sepultura.

Mientras tanto, la Policía inició las investigaciones del caso para dar con los presuntos responsables de esta tragedia que ha conmocionado a la provincia de Sánchez Carrión.

 

Familiares de los niños piden que se investigue el hecho que ha conmocionado a Huamachuco. | Fuente: Cortesía

Piden interdicción en cerro El Toro

Ante la muerte de los dos niños, la Defensoría del Pueblo solicitó a la Fiscalía de la Nación acelerar la evaluación de la interdicción a ejecutarse en las inmediaciones del cerro El Toro.

El titular de la Defensoría, José Luis Agüero Lobatón, indicó que en una primera reunión con el gobernador regional de La Libertad, Manuel Llempén, se acordó enviar una comisión especial para averiguar que es lo que pasó con los niños de 11 y 12 años que perdieron la vida.

Según la Policía, los niños estaban jugando y manipulando el explosivo que encontraron en un solar del barrio Cumbicus.