Con botellas, papeles, artefactos, orines, cáscaras, bolsas de plásticos lucen las pozas de totora y sus alrededores en el balneario de Huanchaco, en Trujillo (región La Libertad).

Personas con falta de civismo arrojaron los residuos en los balsares de donde se extrae la materia prima para elaborar los tradicionales caballitos de totora, uno de los atractivos de los turistas nacionales y extranjeros.

Un pescador responsabilizó a bañistas y a algunos de sus compañeros por ensuciar los humedales. Incluso, manifestó que gente que pasa por la carretera la Costanera arrojan desde sus vehículos los desperdicios.

Precisamente mañana domingo integrantes de la asociación Wachaque Chimora y pescadores artesanales realizarán una campaña de limpieza de las pozas desde las 8 a.m.

Sepa más:
¿Qué opinas?