En el distrito de Chao, en Virú, permanecen varados cientos de vehículos, los pasajeros no comen y manifestantes lanzaron piedras a los ómnibus. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Caren Layza

Desesperados se encuentran los pasajeros que se encuentran varados desde hace dos días en un tramo de la carretera Panamericana Norte, en la jurisdicción de la provincia de Virú, donde cientos de agricultores mantienen bloqueada la vía para exigir la derogatoria de la Ley Agraria.

Desde el sector Nuevo Chao, donde hay un piquete de manifestantes, los pasajeros, entre niños, jóvenes y adultos y dijeron sentirse secuestrados, no ingieren alimentos desde hace dos días y piden a las autoridades la urgente intervención y apoyo para salir del lugar y llegar a sus destinos.

"Estamos abandonados , ninguna autoridad, ningún policía, ningún militar viene a apoyarnos. Ya tenemos dos días aquí sin comer, sin nada y, prácticamente, esta ya no es una marcha pacífica, es un marcha de puros vándalos que ha destruido dos carros", aseguró una de las pasajeras.

Indicaron que la mañana del viernes se les permitió caminar solo 10 minutos por la carretera antes de volver a cerrarla.

"Nos han vuelto a prender candela, nos han tirado piedras, han destrozado totalmente el (bus de la empresa) Civa y no es justo. Ahora nos acaban de informar que nos van a quemar un bus si continuamos con lo mismo", señaló otra de las pasajeras.

Preciso momento en que los manifestantes lanza piedras a un bus de la empresa Civa. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Caren Layza

En el cruce del sector Valle de Dios con Chao permanecen varados cientos de vehículos y los pasajeros aseguran que ya no cuentan con dinero para poder comprar alimento ni para movilizar a sus familias. Incluso, entre ellos hay gestantes y niños menores de 5 años.

El conductor de un bus de la empresa Civa señaló que los manifestantes tiran piedras a los vehículos a pesar que se encuentran estacionados, sin avanzar. Dijo que a su ómnibus recibió el impacto de 18 piedras.

"Nos han utilizado en la marcha, estamos con ellos pero nos dicen que nos van a dejar pasar pero no es así. Nos están secuestrando, están empezando a lanzar piedras. Hay niños y mujeres embarazadas pero no les importa", lamentó una de las ciudadanas.

RPP Noticias comprobó que en el lugar no hay presencia policial y que a pesar que llegó un contingente, este se retiró del lugar.

Entre los pasajeros hay una mujer que llegó después de 20 años al Perú procedente de Chile y que desea llegar a Trujillo. Sin embargo, las protestan han originado que esté varada en el lugar durante dos días.

Pasajeros varados
Algunas motofurgonetas cobraban 5 soles por personas para realizar un transbordo de dos kilómetros.
00:00