Cientos de transeúntes que diariamente circulan por este lugar están en peligro. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Rolando Gonzales

Un grave peligro representa el mal estado de la tapa de un buzón de alcantarillado ubicado en la puerta principal de ingreso al Arzobispado de Trujillo.

A este lugar, llegará el papa Francisco el próximo 20 de enero del 2018. Sin embargo, su construcción irregular y peligrosa pone en riesgo a los cientos de transeúntes que cada día circulan por el lugar.

Los ciudadanos hicieron un llamado a la empresa Sedalib para que de forma urgente cambie esa tapa y evitar cualquier contratiempo de mantenerse hasta la llegada del papa Francisco.

0 Comentarios
¿Qué opinas?