Extorsiones
Las extorsiones se habían reducido hasta en un 90% durante el confinamiento por el Estado de emergencia. | Fuente: Cortesía / Referencial

En Trujillo, delitos como la extorsión que disminuyeron hasta en un 90% durante la cuarentena por la COVID-19, incrementaron un 20% este mes de julio, así lo señaló el jefe de la Región Policial en La Libertad, Edwin Dávila.

Otros delitos como robos y asaltos, también incrementaron un 20%. Según el jefe policial, desde el levantamiento de la cuarentena, se han registrado también siete homicidios.

"Lamentablemente estos homicidios son entre gente que se encuentran al margen de la ley, de repente por la venta de drogas, por el tráfico de terrenos, por extorsiones", indicó.

Ante este panorama, la Policía ha implementado los operativos diarios y el patrullaje focalizado en diferentes comisarías distritales, con el apoyo de 120 agentes de unidades especializadas.

También se continúa con el 'Plan Antimarca' en las entidades financieras, sobre todo del Centro Histórico de Trujillo. Esto ha permitido que los índices de delincuencia no se disparen, aseguró el coronel Dávila.

"El patrullaje va acompañado del recorrido con helicóptero. Tenemos presencia policial en casi todo el centro de Trujillo y, en los alrededores, en puestos tácticos", dijo.

El oficial recomendó a la ciudadanía mantener las medidas de seguridad en las calles, ahora que muchos delincuentes han salido del desconfinamiento. Una nueva modalidad identificada por la Policía han sido los robos en motos que hacen deliverys, y que utilizan esta fachada para cometer los asaltos al paso.

"Cada uno tiene que tomar sus medidas de seguridad. La Policía está patrullando en el diferentes distritos pero no deben hacer notar el uso del teléfono celular porque luego se convierten en víctimas de los delincuentes que están al acecho", precisó.

Son más de mil las bandas desarticuladas desde el inicio de la emergencia sanitaria, y alrededor de 20 este mes de julio, precisó la Policía Nacional.

La Esperanza, Florencia de Mora y El Porvenir siguen siendo los distritos más peligrosos de la provincia, pese a la pandemia.

Un total de 3 mil 700 policías se encuentran operativos, pese que el virus también afectó a la institución policial, que ha sufrido 16 bajas a causa de la COVID-19 en esta región del Norte del país.