Plaguicidas eran procedentes de la zona fronteriza de Ecuador.
Productos agro químicos se encontraban adulterados y vencidos. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Henry Urpeque Neciosup.

En un operativo inopinado El Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) con apoyo de la Policía y la Fiscalía, inmovilizaron un total de 350 plaguicidas y productos agroquímicos que se encontraban vencidos y adulterados.

El operativo se realizó durante tres días en 14 establecimientos de venta de plaguicidas ubicadas en las localidades de Mochumí, Túcume, José Leonardo Ortiz, Ferreñafe y Lambayeque, donde se detectó que los productos se encontraban con etiquetas distintas a las originales y que además muchos productos que en otras distribuidoras habían sido dados de baja.

Se comprobó también que los establecimientos cometían infracciones que atentan contra la salud pública, medio ambiente, obligaciones aduaneras, propiedad industrial y economía de los agricultores.

Un caso especial sucedió el distrito de Mochumi de la provincia de Lambayeque, donde los especialistas del Senasa y el representante legal de SIN verificaron la existencia de un ambiente con dos cilindros, uno de ellos contenía agua con frascos reciclables y 58 envases de plaguicidas listos para re etiquetados.

“Se trataría de comerciantes inescrupulosos que viene distribuyendo y vendiendo productos bambas, con etiquetas que no corresponden a las marcas autorizadas y estarían atentando contra a la propiedad industrial” indicaron los especialistas.

Al respecto el especialista de Senasa, Juan Manuel Castro, recomendó a los comerciantes y productores verificar los plaguicidas en el sistema antes de adquirirlos, para evitar ser engañados con insecticidas falsos o no aptos para el uso agrícola.