Lima
Alcaldesa de Huarochirí acusó a un congresista de instigar a la multitud a continuar su marcha.
00:00
Huarochirí
Cerca de 800 personas han pasado la noche en el Estadio Municipal de Matucana, informó la alcaldesa de Huarochirí. | Fuente: Andina

La alcaldesa de Huarochirí, Eveling Feliciano, acusó al congresista Kenyon Durand, de Acción Popular, de instigar a los cientos que personas que -desacatando la cuarentena- marchaban ayer por la Carretera Central a que continúen su camino rumbo a Huancavelica.

“Un congresista de esta región (Huancavelica), lejos de coincidir y respaldar al Ejecutivo, ha motivado a esta población a continuar caminando. (...) No estamos para hacer politiquería ahora, estamos para cuidar la vida de estas personas”, dijo en diálogo con RPP Noticias.

“Tenemos videos, justamente hay un video para que conozcan, y creo que el congresista es de apellido Durand Bustamante, de la región mencionada”, sostuvo al ser consultada por el nombre del legislador.

Feliciano contó que las aproximadamente 800 personas que ayer marcharon por la Carretera Central se encuentran actualmente en el Estadio Municipal de Matucana.

“Lamentablemente, esta infraestructura no reúne las condiciones de salubridad. Lamentamos que la autoridad, el control por parte del Ejecutivo, se haya vulnerado”, comentó.

Al respecto, acusó que la presencia de policías y militares en la Carretera Central se ha reducido en los últimos días, hecho que permitió a la multitud avanzar hasta Huarochirí.

“Está prohibido transitar de una región a otra región, pero todo esto ha sucedido porque no hubo control en la Carretera Central como hace semanas lo hubo”, refirió.

“El Ejército y la Policía controlaba en cada tramo, en cada distrito, el tránsito de los vehículos y de los peatones. Esto (la ausencia de control) ha permitido que cientos de familias salgan, caminen y caminen y sigan caminando, no reuniendo las condiciones sanitarias”.

Estas personas, en su mayoría naturales de Huancavelica, iniciaron su marcha el lunes con la intención de llegar a pie a su región para cumplir la cuarentena allí.

Ellos no quieren permanecer en Lima debido al gran número de contagios que hay en la capital. Según la alcaldesa Feliciano, el Gobierno les ha ofrecido quedarse en un refugio en Huampaní hasta que termine el Estado de Emergencia y realizarles pruebas de descarte de la COVID-19.