Medida fue convocada por el Comité de Emergencia de la Vida y la Salud de la provincia, quienes exigen una mesa de diálogo con el gobierno local y regional. | Fuente: RPP Noticias

Desde las ocho de la mañana de este viernes, Barranca acata un paro provincial de 24 horas en que exigen al gobierno local y central se brinde atención ante la ola delictiva presentada en esta parte de la región Lima y que ha generado casos de violencia e inseguridad.

Dicha medida, convocada por el Comité de Emergencia de la Vida y la Salud de la provincia de Barranca, se produce luego de dos semanas de ocurrido el lamentable crimen en que una niña de diez años fue violada y asesinada por un sujeto tras interceptarla mientras vendía gelatinas en el distrito de Supe Puerto.

Tanto los locales comerciales, como instituciones estatales y privadas cerraron sus puertas y no atendieron al público en señal de apoyo a esta medida. De igual modo, un gran número de pobladores de los distritos de Supe, Supe Puerto, Paramonga y Pativilca se sumaron a una movilización por las principales calles de la ciudad.

La manifestación llegó hasta el óvalo de ingreso a Barranca, a la altura del Kilómetro 179 de la carretera Nueva Panamericana Norte, donde bloquearon la vía incendiando llantas, esto en reclamo a que las autoridades no escuchan sus reclamos y no se aprecia ningún cambio en lo que respecta a control y patrullaje policial.

De acuerdo al pronunciamiento emitido, la sociedad pide la instalación de una mesa de diálogo con los sectores organizados para plantear la salida, remoción y cambios tanto al interior de la Policía Nacional, Poder Judicial, Ministerio Público, Serenazgo entre otros involucrados de la provincia.

¿Qué opinas?