Foto:RPPEl abogado Carlos Rivera del Instituto de Defensa Legal (IDL) salió en libertad luego que ser apresado este domingo cuando arribó a Lima procedente del extranjero, pues afronta una acusación por la supuesta falsificación del partido Democracia Social.

En conversación con RPP, Rivera negó que haya falsificado las firmas que dicho grupo político presentó ante la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) y señaló que solo ayudó a una amiga, Susana Villarán, a comprar el kit electoral en el año 2001.

El abogado aseveró que dicha denuncia no tiene "ni pies ni cabeza, porque el hecho que compre el kit no implica que el haya recolectado las firmas y aclaró que no tuvo vinculación alguna con ese proceso.

A la vez opinó que el proceso judicial ha sido irregular puesto que durante sus 16 meses  de duración nunca se le ha notificado del mismo a su domicilio.

Indicó también que ha habido una absoluta "ligereza" de la ONPE en formular la denuncia penal que se basa en la acusación de una sola persona y sin pruebas.