Un panel analizó el legado del expresidente Alan García, quien ayer se suicidó antes de ser detenido por la Policía. | Fuente: RPP

El congresista Víctor Andrés García Belaunde (Acción Popular), la exministra Nidia Vílchez (militante aprista) y el exconstituyente Carlos Roca (también militante aprista) analizaron en Ampliación de Noticias el legado de Alan García, que ayer se suicidó para impedir que se cumpla la orden de detención preliminar dictada en su contra en el marco de las investigaciones que se le seguían por su implicación en el caso Odebrecht.

García Belaunde consideró que García Pérez tuvo una influencia histórica en los últimos cincuenta años de la República, pero apuntó que “ha tenido de cal y de arena”, en referencia a su primer gobierno (1985-1990), al que calificó como un “desastre”.

“Su segundo gobierno fue bastante mejor que el primero. Tuvo la oportunidad histórica de reivindicarse con el segundo gobierno. Después, pretendió ser tres veces presidente, y fue un gravísimo error. Quiso romper el récord de la historia”, comentó.

El acciopopulista opinó que García Pérez “tenía defectos”, pero “tenía una formación intelectual y académica sólida”.

Al comentar su suicidio, García Belaunde sostuvo que el expresidente tomó esta drástica decisión “para hacer prevalecer su posición ante la poca credibilidad que pueda haber en la sociedad”.

Por su parte, la exministra Nidia Vílchez dijo que la muerte de Alan García es un hecho triste no solo para el APRA sino para el país. “Perdemos un personaje que amó, lucho y que dignamente parte cual polvo a las estrellas junto a Haya de la Torre”, comentó.

Para Vílchez, el legado de García Pérez es “muy importante” no solo en el terreno político partidario sino en el político público. “En este último, el respeto a la institucionalidad y que se respete el derecho humano de los procesados”, remarcó.

La aprista estimó que Alan García se suicidó para evitar ser parte de lo que llamó un “circo”, en referencia a su detención y eventual encarcelamiento.

Finalmente, el exconstituyente Carlos Roca, amigo personal de García Pérez, dijo sentirse conmovido por la muerte del expresidente, a quien conoció por intermedio del propio Víctor Raúl Haya de la Torre, líder histórico del APRA.

“Espero que esta decisión fatal, trágica, sirva para que los peruanos nos reconciliemos y logremos avanzar por el camino de la democracia verdadera, de la tolerancia y respeto a las ideas de los demás”, comentó.

Al respecto, consideró que a los peruanos le falta “grandeza” para reconocer que “uno puede tener adversarios políticos, pero no enemigos”. “Todos somos ciudadanos que queremos el bien de la Patria y el bien del Perú”, sentenció.


¿Qué opinas?