Ántero Flores afirma que agentes de inteligencia no pueden ´cachuelear´

El ministro de Defensa afirmó que la amistad de marinos en situación de retiro con ex compañeros no vincula o hace responsable a los efectivos en actividad.

El ministro de Defensa Ántero Flores-Aráoz expresó en RPP que hubo un "fallo" evidente en la supervisión de los marinos en actividad involucrados en la interceptación telefónica en el sonado caso de los "petroaudios".

Flores-Aráoz manifestó que si bien existe una resolución del 2007 que establece que ningún efectivo de las Fuerzas Armadas vinculado al área de inteligencia puede ofrecer estos servicios, los marinos que laboraron para Business Track (BTR), empresa responsable del espionaje telefónico, pasaron por alto esta norma, por lo cual merecen la mayor sanción.

"Los que están en actividad, si se prueba que ha habido este "cachueleo", lógicamente serán pasibles de sanción. En mi caso creo que deberá ponerse la más drástica administrativa, la penal es tema del Poder Judicial, pero la administrativa es dar de baja. Fuera, chau", manifestó.

Otro sería el caso de los marinos retirados, pues ya no poseen relación laboral alguna con las Fuerzas Armadas, por lo que los ex compañeros con los cuales aún mantengan contacto no serán responsabilizados.

"En este caso, hay marinos retirados, pero que son civiles, en consecuencia, no tienen relación laboral con la Marina, que puedan tener relación amical con gente que ha sido sus compañeros o de la misma época es una cuestión normal y corriente, pero eso no hace a los que están en actividad responsables de nada", expresó.

De otro lado, Flores-Aráoz dijo que tras la captura de los presuntos "chuponeadores", a través de cuyas grabaciones se dieron a conocer los negociados para la concesión de lotes de hidrocarburos, es importante conocer quien ordenó y pagó sus servicios, pues todo eso implica "muchísimo dinero".