Congreso

Nuevos audios en el que se escucha la voz de Marco Tulio Gutiérrez, principal promotor de la revocatoria a la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, atribuyen a la familia Capuñay la financiación de la campaña para sacar del cargo a la burgomaestre capitalina.

Una de las grabaciones, difundida anoche por el programa Tribuna Abierta, recoge una conversación entre Gutiérrez y el empresario radial Higinio Capuñay, en la que se refieren al dinero para recabar firmas.

"Esther –se oye decir–, tú encárgate de coordinar la plata para pagarle a todo el personal que se necesita para sacar esas 30 mil firmas, y con todo al día, la vaina y la cosa, no. Si tú me muestras resultados, en dos semanas se reúne 15 (mil) firmas, avanzamos con las otras 30 (mil)", se escucha.

Según el programa periodístico, la mujer aludida es actual congresista de Solidaridad Nacional (SN) Esther Capuñay y gerente de radio Exitosa, una de las más de cien emisoras del clan familiar que surge en el norte del país.

Precisamente, en un segundo audio se oye a Marco Tulio Gutiérrez relatar que un tal Antonio le dijo cómo se conformó la lista de candidatos al partido del exalcalde Luis Castañeda Lossio.

“Capuñay puso el billete por tres: por su hija, por su abogado y por no entendí quién más era. Él puso plata, o sea, le dieron a Lucho, y total, los tres  juntos en la lista, se pusieron ellos, se pusieron ellos, entonces, claro, él no solo porque tiene plata sino tiene 104 radios a nivel nacional. La propaganda le sale gratis, ¿no? Le están dando aire, canjeando aire por candidatura”, refiere.

Un tercer audio hace alusión al dinero que tuvo que desembolsar Martín Belaunde para entrar en campaña por Solidaridad Nacional.

“Él (Belaunde) me llama a mí a decirme: Marquito, Lucho me ha llamado para que sea candidato –relata–. Ah, le digo, qué bien, entonces te vamos a... ¿ya le has aceptado? Sí, me dijo, le he aceptado, pero no me han pedido nada de dinero; y le digo: pues te lo van a pedir tarde o temprano. –No, ¿pero tú crees que a mí? Pero yo he sido decano. Me daba ganas de decirle: Has sido decano hace 10 años, el decano que vale es el de ahorita, el que está en el ejercicio, el de años no vale nada, es solo un recuerdo. Pero bueno, yo no decía nada, le decía: Igual te van a pedir. Y dicho y hecho conforme avanzó la campaña 40 mil dólares tuvo que dar cada uno de los candidatos al Congreso. Cuarenta lucas para financiar la campaña de Lucho a nivel nacional junto con todos los otros”, señala.