Caso Fefer: No admiten pedidos de Eva para demostrar su inocencia

Marco Bracamonte, padre de Eva Bracamonte, acusada de parricidio, arremetió contra la Fiscalía porque, según él, no busca esclarecer la verdad sino ratificar la condena a su hija.

Eva Bracamonte Fefer salió llorando de la primera audiencia del nuevo juicio oral que se inició este viernes y en el que se la juzga por la autoría intelectual del asesinato de su madre, la empresaria Myriam Fefer, ocurrido en agosto del año 2006.

Su padre, Marco Bracamonte, y su amiga July Naters explicaron que las lágrimas de la joven, acusada de parricidio, fueron de indignación y porque teme que no podrá demostrar su inocencia y podría volver a la cárcel si se ratifica la condena de 35 años de prisión por el crimen de su progenitora.

Según informó RPP Noticias, Eva echó a llorar cuando la titular del Colegiado B de la Segunda Sala Penal para Reos en Cárcel le negó el pedido de su abogado, para la presentación de nuevos testigos y el levantamiento del secreto de las comunicaciones de su hermano Ariel Bracamonte y la expareja de este último, Julio Moscol.

Al contrario, la Sala dispuso el levantamiento del secreto bancario de ella. Además de la prohibición para que declare a cualquier medio de comunicación o participe en programas de televisión durante el tiempo que dure el proceso. Orden que se extiende a otros involucrados en el caso.

PAPEL DE LA FISCALÍA ES LAMENTABLE

En declaraciones a la prensa, Marco Bracamonte, padre de Eva, arremetió contra la Fiscalía porque, según él, no busca esclarecer la verdad sino ratificar la condena a su hija.

Criticó que la Fiscalía se oponga a que la joven pueda "demostrar su inocencia", alegando que tanto Ariel Bracamonte como Julio Moscol están comprendidos en el juicio en calidad de testigos y no de investigados. "Las pruebas nuevas conseguidas están debidamente verificadas y son reales", aseveró.

Por su parte, July Naters, amiga de la inculpada, comentó que "Eva está quebrada y tiene esa sensación de que no la dejan defenderse".

El Colegiado dispuso que la próxima audiencia se realice el viernes 6 de junio.