Foto: RPP
El cardenal y arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani formuló hoy un llamado a la serenidad a los gobiernos de Perú y Chile, para trabajar por unas relaciones de paz, pero basadas en la "verdad y la transparencia".

La invocación de la autoridad religiosa limeña se produce luego de la detención del suboficial de la Fuerza Aérea, Víctor Ariza, acusado de vender información militar a Chile.

Cipriani lamentó que las relaciones entre ambos países "estén empeorando", y dijo que esto se debe a que ahora los temas se manejan en los medios de comunicación, cuando las relaciones internacionales "siempre se ha llevado con seriedad por los canales establecidos".

"La iglesia lo que busca siempre es un camino de paz, pero unida a la verdad (...) lo que se ve ahora es poca transparencia, tenemos que serenar los ánimos (...) y no manejar las relaciones como si fueran agenda de los partidos políticos o de los medios de comunicación", afirmó en su programa Diálogo de Fe en RPP Noticias.

Juan Luis Cipriani remarcó que Perú y Chile son países obligados a ser hermanos. "Mi llamado es a la serenidad, somos países hermanos, debemos serlo, tenemos la obligación de serlo, si no, estaríamos fracasando en el nivel más profundo", agregó.

Indicó que todo país tiene el deber de preservar el orden interno y externo, pero que tampoco "se puede vivir en el pasado" para dejar de establecer una relación positiva con los países vecinos.

De otro lado, el prelado de la iglesia Católica lamentó que algunos políticos y autoridades insistan en descalificar y pretender desconocer el fallo del Tribunal Constitucional, prohibiendo la distribución de la píldora del día siguiente.